Riego Aspersión

EQUIPO

Ventajas

* Señalado para riegos de terrenos recientes y terrenos que tienen que brotar

* Mayor control del agua

* No necesita tanto trabajo

* Distintos tipos de suelos y zonas

* Menor cantidad de agua

* Se reparte igual por toda la superficie de la planta sin dañarla.

Desventajas

* Costoso

* Mayor cantidad de agua que por goteo

* Necesario calculo exacto de separación entre aspersores.

* Problemas con zonas con vientos.

Con este método el agua se aplica al suelo en forma de lluvia utilizando unos dispositivos de emisión de agua, denominados aspersores, que generan un chorro de agua pulverizada en gotas. El agua sale por los aspersores dotada de presión y llega hasta ellos a través de una red de tuberías cuya complejidad y longitud depende de la dimensión y la configuración de la parcela a regar. Por lo tanto una de las características fundamentales de este sistema es que es preciso dotar al agua depresión a la entrada en la parcela de riego por medio de un sistema de bombeo. La disposición de los aspersores  se realiza de forma que se moje toda la superficie del suelo, de la forma mas homogénea posible.

Un sistema de riego tradicional de riego por aspersión está compuesto de tuberías principales (normalmente enterradas) y tomas de agua o hidrantes para la conexión de secundarias, ramales de aspersión y los aspersores. Todos o algunos de estos elementos pueden estar fijos en el campo, permanentes o solo durante la campaña de riego. Además también pueden ser completamente móviles y ser transportados desde un lugar a otro de la parcela.

En las tres últimas décadas se han desarrollado con gran éxito las denominadas máquinas de riego que, basándose igualmente en la emisión de agua en forma de lluvia por medio de aspersores, los elementos de distribución del agua se desplazan sobre la parcela de manera automática. Aunque su precio es mayor, permiten una importante automatización del riego.

Los sistemas de riego por aspersión se adaptan bastante bien a topografías ligeramente accidentadas, tanto con las tradicionales redes de tuberías como con las maquinas de riego. El consumo de agua es moderado y la eficiencia de uso bastante aceptable. Sin embargo, la aplicación del agua en forma de lluvia esta bastante condicionada a las condiciones climáticas que se produzcan, en particular al viento, y a la aridez del clima, ya que si las gotas generadas son muy pequeñas, en particular el viento, y a la aridez del clima (las gotas podrían desaparecer antes de tocar el suelo por la evaporación).

Son especialmente útiles para aplicar riegos relativamente ligeros con los que se pretende aportar algo de humedad al suelo en el periodo de nascencia o para aplicar riegos de socorro. También es muy indicado para efectuar el lavado de sales cuando sea necesario y se prestan a la aplicación de determinados productos fitosanitarios o abonos disueltos en el agua de riego, aunque no se puede considerar que sea una aplicación habitual.

Aplicación Antiheladas

El agua cuando pasa de estado líquido a sólido posee un calor de 80 cal_Métodos_

*Por debajo de la planta se practica el riego por aspersión:Con microaspersores, se suma el calor de la congelación más el calor de la vaporización.

*A través de la inundación:Conservar el terreno mojado, cuando se espere se produzcan heladas.

*Por arriba de la planta:Se forma una pequeña capa de hielo por la sup. de la planta.

Dentro de los riegos por aspersión tenemos:

DE PRESIÓN MEDIA (de 2,5 a 4 atm).

Aspersión.

  • Con el riego aéreo se realiza una limpieza de las plantas que en general dificulta el desarrollo de las plagas.
  • Se crea un microclima húmedo que disminuye el riesgo de heladas y el rajado de frutos.
  • No hay problemas en cuanto al tipo de suelos, ni de nivelaciones imperfectas, si el caudal es inferior a la velocidad de infiltración del suelo.
  • No se puede emplear en zonas que haga viento.
  • En cítricos retrasa el índice de madurez.

DE PEQUEÑA PRESIÓN (de 0,3 a 2 atm).

Microaspersión. Parecido al anterior pero se puede evitar mojar las plantas. Trabaja a menor presión y por lo tanto los alcances son menores.

  • Los efectos del viento son mas exagerados.
  • Cuando se riega todo el terreno crea un microclima húmedo como en el caso anterior.
  • En horas de sol se produce una fuerte evaporación por lo que hay que incrementar la dosis en un 20-30%.
  • No hay problemas de tipo de suelo, estando muy indicado en los arenosos.

Microchorro o Microjet. Derivado del anterior, emite el agua en pequeños chorros, que pueden abarcar una parte o todo un círculo.

  • Se disminuye el efecto negativo del viento, pudiendo dirigir el chorro hacia abajo.
  • Tiene menos pérdidas por evaporación que os anteriores.
  • Es un riego localizado en bandas o zonas húmedas, por lo que está muy indicado en suelos arenosos.
  • No crea un microclima húmedo tan marcado como en los casos anteriores.
Cobertura total de aspersores
Un sistema de cobertura total de aspersores es una instalación de riego con agua a presión que consiste, básicamente, en una red de ramales portaemisores que, dispuestos de forma regular, cubren la totalidad de la parcela o bloque de riego. Las tuberías secundarias y los ramales pueden disponerse sobre la superficie o enterrados. El primer caso es el más frecuente de los dos en nuestra Comunidad. Las coberturas enterradas comienzan a abrirse paso pues, a pesar de un mayor coste inicial, las necesidades de mano de obra son prácticamente nulas.

cobertura.jpg

Debido a la mayoritaria implantación de los sistemas de cobertura total de aspersores, analizamos las características de su funcionamiento formulando una serie de recomendaciones que conviene seguir a la hora de su diseño y manejo.

Caracterización del funcionamiento de un sistema de cobertura total de aspersores

El funcionamiento de un sistema de cobertura total está caracterizado por una serie de factores que afectan a la instalación, como son:

• Caudal emitido (q) por cada aspersor en una hora, que depende del número y tamaño de las boquillas, así como de la presión de funcionamiento.
• Marco de riego (S) , o área definida por la separación entre los ramales y la distancia entre dos aspersores contiguos dentro de un ramal.
• Pluviometría media del sistema (P) ; es la relación entre el caudal emitido por cada aspersor en una hora y la superficie de su marco correspondiente.

P (mm/hora ó l/m2•hora) = q (l/hora) / S (m2)

• Tamaños de gota , cuya distribución está directamente relacionada con el modelo de reparto de agua de cada aspersor. Depende del tamaño de las boquillas, así como de la presión de descarga, y está especialmente afectada por el viento.
• Uniformidad de reparto del agua . Depende de factores como el propio diseño del aspersor, la presión de funcionamiento, la velocidad del viento y el marco de riego, principalmente.

aspersor2.jpg

La determinación del tiempo que debe durar una postura de riego con cobertura total de aspersores consiste en dividir la dósis de riego por la pluviometría del sistema:

determinacion_tiempo.jpg
Recomendaciones generales de diseño y manejo de una cobertura total de aspersores

• Diseño de sistema con una pluviometría baja, lo que evita encharcamientos y escorrentías y permite, entre otras cosas, alargar la duración de los riegos, regar más superficie a la vez, disminuir la frecuencia de apertura/cierre de válvulas y compensar los efectos del viento sobre la uniformidad de reparto.
• En general se consiguen mejores uniformidades con dos boquillas en los aspersores, excepto en los sectoriales, que deben llevar sólo una para evitar exceso de agua en las proximidades, debido a la rotura del chorro en los retrocesos. No se deben intercalar en los ramales aspersores que tengan distinto número de boquillas o distinto tamaños de las mismas.
• Cuando predominen los vientos superiores a 2 m/s se debe instalar vaina prolongadora de chorro en la boquilla grande para evitar una excesiva proliferación de gota pequeña, que es arrastrada con mayor facilidad.
• En un mismo bloque de riego, la diferencia de presión entre el aspersor más próximo al hidrante (el más favorable) y el más alejado (el más desfavorable) no debe ser superior del 20% para evitar que la uniformidad de reparto en el sistema se vea muy afectada.
• Regar con presiones inferiores a 3,5 Kg/m2 para mejorar la uniformidad en condiciones de vientos moderados y fuertes, además de ahorrar energía en la impulsión.
• Realizar riegos nocturnos, siempre que sea posible, ya que la velocidad del viento nocturno suele ser menor, las pérdidas por evaporación también disminuyen y la energía eléctrica es más barata.

aspersor_grande.jpg

Al margen de las anteriores recomendaciones, cuando se decida adquirir un nuevo sistema de cobertura total se debe exigir al instalador una completa información técnica del material y su correspondiente certificación de calidad, así como una prueba de evaluación en la parcela tras la instalación.